¿No te gusta leer? | Aquí te doy unas buenas razonas para hacerlo

Los aficionados a la lectura son más sabios, se divierten más, sacan mejores notas, se sienten menos solos y son más felices que las personas que no leen. ¿Qué esperas para empezar?
Decir que no te gusta leer es como decir que no te gusta comer. Absurdo.

Si te fijas, te pasas leyendo la mayor parte del día: lees los carteles publicitarios, las entradas de tus contactos en redes sociales, los grafitis de las paredes, lees las etiquetas del champú y los ingredientes de los botes de comida, lo que ponen los profesores en la pizarra, el WhatsApp y los subtítulos de una pelicula, la letra de las canciones que te gustan y las frases graciosas que llevan algunas camisetas. Leer es algo natural para el ser humano y, una vez que nos enseñan, no paramos de hacerlo jamás.

El problema es que quizá no hemos dado con el libro adecuado. Quizá es que tenemos prejuicios porque desde pequeños nos han enseñado en el colegio que sentarse frente a un libro es similar a hacer los deberes, pero no tiene nada que ver y ya es hora de que superemos los “traumas” infantiles que nos hayan hecho no sumergirnos en la lectura.
Aquí encontraras recomendaciones de libros, relatos interesantes y la cereza del pastel, una historia 100% original que te iré contando al pasar los días.
Quiero compartir contigo una historia llena de drama, amor, intensidad y sobre todo aprendizaje.

Podrás encontrar un nuevo capítulo cada viernes a las 7pm hora México.

¿Te gusta la idea?
¡Disfrútala!

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.