¿Hasta qué punto es importante el sexo en una relación de pareja? ¿Qué sucede si el sexo no funciona? ¿Y si es lo único que funciona en la relación?

La sexualidad juega un papel muy importante en la relación de pareja, pues expertos aseguran que el placer que genera es gran ayuda en la salud física y emocional de los seres humanos. Sin embargo, es indispensable evaluar la importancia en la escala de prioridades que tiene para cada uno este aspecto dentro de la relación.

Hay quien piensa que sin sexo una relación de pareja no puede funcionar, pero esa creencia convive con otra más conformista que nos dice que el sexo, a medida que la relación avanza, decae e incluso llega a dejar de existir. Entonces… ¿quién tiene razón?

Es conocido que el sexo influye de manera trascendental en el buen entendimiento y estabilidad de las relaciones de pareja, pues no solo se trata de la conexión física que significa como tal sino también, la unión que representa en la parte emocional.

La sexualidad dentro de la relación de pareja es una parte esencial para que la relación siga funcionando, pero no solamente la parte de la frecuencia sexual, qué tipo de “gimnasia sexual” se hace o se deja de hacer, cuántas cosas distintas se han probado, etcétera sino también la sexualidad como parte de la complicidad en pareja, como un espectro más amplio de aquello puramente genital: las miradas, las caricias, los juegos, las palabras… todas aquellas cosas que puedan estar dentro del terreno de lo erótico. Esa complicidad, más allá de cuántas relaciones sexuales se tienen a la semana, es lo más importante dentro de la sexualidad de la pareja.

El triángulo del amor

Según Robert J. Sternberg, psicólogo norteamericano autor del libro “El triángulo del amor”, los ingredientes básicos para que una relación de pareja funcione son tres:

  • Intimidad: definida como aquellos sentimientos dentro de la relación que buscan el acercamiento, el vínculo, la conexión con el otro.
  • Compromiso: corresponde a la decisión de amar a la pareja y de mantener ese vínculo para prolongar el amor.
  • Pasión: que equivale al deseo intenso de unión con la pareja.

La sexualidad se engloba dentro de la pasión, por lo que vemos que es un ingrediente básico dentro de la pareja. Pero no entendamos cosas que no son: eso no significa que sea el único ingrediente ni el más importante. Según Sternberg, estos tres elementos deberían estar en la misma proporción, aproximadamente, dentro de la relación. Eso significa que la pasión tiene el mismo peso que el compromiso establecido y que la intimidad que tengan ambos miembros.

Sternberg nos dice que el amor completo se consigue, precisamente, cuando equilibramos los tres ingredientes. En el momento en que uno de ellos no existe, nos encontramos ante otras formas de “amor” que distintos expertos ponen en duda que realmente se merezcan la denominación de “amor”; te recomiendo que leas “Te amo pero estoy mejor sin ti” y entenderás más al respecto.

Entonces… ¿Que tan importante es el sexo?

Es cierto que con el paso de los años, la pasión tiende a disminuir y con ello el deseo, la complicidad y, evidentemente, también la frecuencia. Pero eso es debido a un factor muy importante: tenemos tendencia a pensar que la pasión se mantiene de manera automática, como si de magia se tratara. Y no es así. Si no cuidamos la complicidad y el juego, la pasión se va y luego la frecuencia puede llegar realmente a niveles extremadamente bajos e incómodos para ambos miembros de la pareja. Te recomiendo leas mi post anterior; Infidelidad: ¿Sin Amor? y allí encontraras más al respecto.

¿Qué debemos hacer para que la pasión no se vaya? Pues una de las cosas es darle la importancia que se merece a la sexualidad dentro de la relación de pareja, ni más ni menos.

Cuando la pasión se empieza a perder es importante buscar mecanismos de ayuda que los motiven a vivir nuevas experiencias en el campo sexual. Puedes comprar libros para parejas especializados en el tema, que con seguridad abrirán tu mente y la de él para aprovechar al máximo.

Descuidar este campo de la relación puede ser un error fatal, pues en muchas oportunidades y dependiendo de la solidez de tu relación, abrirás espacios que en un momento de confusión o ausencia, le permitirán a tu pareja la exploración sexual lejos de ti, generando problemas mucho más graves y que muchas veces acaban con la relación.

No con esto queremos decir que el sexo sea lo único importante, al contrario, es solo una aparte de la relación y tampoco se puede ver como un todo. El respeto, el amor, el cuidado e interés que muestras hacia tu pareja son la base. Pero no puedes dejar de lado la sexualidad porque de ella también parten muchas situaciones que mantienen la estabilidad y unión de la pareja.

Intenta probar cosas nuevas en la cama, aceites con esencias para hacer masajes en diferentes partes del cuerpo de tu pareja hasta llegar a las partes más íntimas, hielo, mentas, fresas, chantillí o lo que quieras para experimentar cosas diferentes.

Hay mil maneras de hacer florecer lo que se va marchitando, así que lánzate a las nuevas experiencias, porque innovar en este aspecto fortalece las relaciones y siempre deja a la imaginación del otro la pregunta ¿qué tendrá de nuevo para esta noche?

Si tienes hijos busca un tiempo para estar sola con tu pareja y utiliza la cocina, la sala, el estudio, el baño o lo que se te ocurra. Hay muchas formas de hacer las cosas diferentes para mantener viva la llama de la pasión, busca trucos nuevos y compártelos con tus amigas, ya verás que ellas también tendrán muchos para compartir contigo y poco a poco harás realidad sus fantasías sexuales y las tuyas.

Deja el pudor a un lado con tu pareja, la timidez y la vergüenza solo ponen obstáculos que deterioran la sexualidad dejando la relación en una cuerda floja.

Por último, nunca pierdas tu esencia, recuerda que lo que eres y de lo que él se enamoró está dentro de ti y nunca va a cambiar. Siéntete cómoda con lo que hagas, así asegurarás el éxito. Asegúrate de hacer siempre cosas diferentes. Busca compartir tiempo a solas con tu pareja para hablar, hacer una cena romántica o ver una película, recuerda que la falta de tiempo no podrá ser nunca una excusa.

En conclusión, siguiendo el triángulo del amor, el sexo en la pareja es un ingrediente importante, que se engloba dentro de la pasión y que la pasión es mucho más que la cantidad de relaciones sexuales que se tienen en una semana. Quizás deberíamos plantearnos, cada uno de nosotros, cómo están cada uno de estos tres ingredientes dentro de nuestra pareja.

Cuéntame en los comentarios que opinas sobre este tema, me encantaría leerte.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.

También te puede interesar...

4 Replies to “¿Que tan importante es la intimidad en una relación?”

  1. Yo pienso que el sexo es muy importante. Creo que mas del 50%. Si no me gustan las relaciones sexuales con un hombre y no nos amoldamos sé que esa historia esta destinada a acabar. Y lo mismo me pasa si solo me gusta el sexo y la persona no me cuaja del todo. Se que va a terminar. encontrar a alguien qu encaje no es nada facil. BSS

  2. Yo no concibo el sexo sin amor, o el amor sin sexo, lo mismo me da. Pero bueno si hubiera algún empedimento por enfermedad creo que hay maneras de seguir cuajando la relación y perdurar. Pero de momento, vamos a pensar que es posible, y si es posible, hay que practicar que no se nos olvide 🙂 Y si, el triángulo importantísimo.
    B7s

  3. Una entrada muy interesante porque me ha hecho pensar en mi relación de pareja, como el sexo influye en ella y como ha cambiado desde que estamos juntos, porque cambiar la cosa ha cambiado. Muy bueno lo del triangulo del amor, totalmente de acuerdo con el psicólogo que lo expuso.

  4. Hola guapa
    Es un tema muy interesante, de hecho alguna vez lo he hablado con mis amigas y las opiniones son muy dispares. Hay quienes creen que una relación sin o con poco sexo no tiene futuro y otras que dicen que no es tan importante
    Yo creo que es importante conservar la pasión, por eso los tips que das para mantenerla y reavivarla me parecen muy útiles. Pero también coincido en que todo es un cúmulo, junto con la intimidad y el compromiso, donde entra el respeto, es cuando podemos construir una relación duradera, real y sana
    Un besazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *