La gran mentira que nosotras mismas nos queremos hacer creer es que ese hombre que una vez fue parte de nuestra vida pero dejo de serlo en su momento por alguna infidelidad, ya no lo volverá hacer.

Perro es perro y donde le sirvan come

Por más feo y triste que se escuche, esta es la única verdad. Los hombres son infieles por naturaleza y claro, no es mentira que las segundas oportunidades existen, que es bueno perdonar y…bla bla bla pero una cosa es reconocer la falla del otro y otra muy diferente entenderla pero hacer cómo si nunca hubiese ocurrido. Y no es que debamos mantener el rencor a flor de piel, pero si recordar que valemos más que suficiente para seguir al lado de un hombre que cuando tuvo su momento no nos valoró engañándonos con otra.

Quién dice que si lo hizo una vez no lo hará una segunda o quizás tercera vez, y es que el ser humano está acostumbrado a las repeticiones involuntarias, pero la infidelidad de “involuntario” no tiene nada. Un hombre que está acostumbrado a andar como las abejas de flor en flor sencillamente no cambiara y si lo hace puede que de verdad este enamorado, de lo contrario no nades en contra de la corriente.

Es de suponer que la mayoría de nosotras pasa por algún tipo de evento como este, algunas pasan la página; incluso arrancan la hoja, pero quien está completamente enamorada da segundas y hasta terceras oportunidades, y lo peor llenan su boca diciendo “ese hombre es mío” o “yo soy la oficial” si, la oficialmente engañada.

Lo que más tristeza da, es que cataloguemos a esos infieles como esos bonitos animales que nos dibujan una sonrisa en el rostro por su peculiaridad. Pero, sin mentira alguna hombre es hombre y donde le sirvan come, caen redondos ante las insinuaciones y provocaciones porque al fin y al cabo tienen un instinto animal feroz y reconociéndolo a nosotras eso nos encanta.

En fin… no quiero hacer más larga esta entrada porque todas ya conocemos la historia. Mejor cuéntame en los comentarios que opinas sobre este tema y déjame leer otros puntos de vista. ¡Nos leemos pronto!

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.

También te puede interesar...

3 Replies to “Recuerda siempre: Perro es perro y donde le sirvan come”

  1. me cuesta leer mucho sobre indedilidades. No creo en que una persona si tequiere te pueda ser infiel. El que te quiere te quiere por encima de todo y te aguanta hasta una oposición! Doy gracias porque hasta ahora no tengo ese tipo d eproblemas, tampoco tngo pareja pero no me apetece realmente no me apetece viendo la cantidad de infedilidades que hay hoy en día

  2. Hola guapa
    Sin duda es un tema para abrir debate. En lo personal no creo que el hombre sea infiel por naturaleza, pero si que coincido en que ser infiel es algo voluntario, así que depende de las decisiones y la voluntad de cada uno
    También creo que quien no quiere cambiar no cambia, y eso es así, y muchas veces es lo que pasa con las infidelidades. Que quien lo ha sido es porque ha querido y lo volverá a ser.
    Un besazo

  3. Tu frase me recordó una frase similar con sus diferencias, perro que come popo, cuando no la come la huele u significa lo mismo que tu frase, lo más importante de las segundas oportunidades es siempre tener claro que eres muy valiosa, también tomar en cuenta que sucedió con esa situación y no cometer los mismos errores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *