Nanciyaga | Donde la selva está de regreso

Con tan solo mencionar la palabra Veracruz nos hace imaginar un paisaje verde, abundante naturaleza, calor tropical y gente amable y sonriente. La realidad es que todo eso también existe en un solo lugar en donde dicen que la selva está de regreso: Nanciyaga.

Hay pocas reservas ecológicas en donde se llevan a cabo proyectos ecoturísticos, rescate de tradiciones, difusión de la cultura prehispánica, cuidado de la naturaleza y por supuesto, turismo de salud. Todo eso tiene Nanciyaga.

Todo aquel que desea recorrer la zona selvática de los Tuxtlas, llega a Catemaco, ahí es cuando debes darte la oportunidad de hacer un paseo ecológico obligado que te lleve hasta esta reserva natural.

Nanciyaga es una organización responsable con su entorno, el proyecto comenzó hace más de 25 años con el objetivo de hacer de la selva una alternativa económica sin destruirla, basándose en actividades del turismo alternativo dentro de un ecosistema en donde la responsabilidad es cuidar y se conservar los recursos naturales.

El ecoturismo en Nanciyaga procura beneficiar a la comunidad del lugar, son alrededor de 30 familias directas las que se ayudan a través de las actividades artesanales y el trabajo en distintas disciplinas; Además participan mas de cien familias de forma indirecta que también ven beneficios a través de la actividad ecoturística: lancheros, hoteles, restaurantes y otros involucrados.

Cuando llegues a este lugar serás testigo de los orígenes que nuestros antepasados experimentaron con el medio ambiente; verás un entorno selvático, diversidad en flora y fauna, lagos y aguas minerales, adoración a los antiguos dioses de la naturaleza y una cultura viva.

No importa si solo tienes la tarde o si quieres pasar un fin de semana completamente rodeado de un entorno natural, hay varias actividades en donde puedes participar para adentrarte al pasado prehispánico.

Entonces te recomiendo:

Hacer una caminata guiada…

Es una de las actividades principales dentro de la reserva, el guía te adentrará a la naturaleza para conocer secretos de la selva como el reconocimiento de plantas, hierbas, flores, fauna, aves locales y una que otra migratoria. Además podrás ver algunas figurillas de barro que son replicas de piezas prehispánicas olmecas como la estatuilla de los Tuxtlas.

La caminata te sensibilizará frente a la fragilidad del entorno, además es divertida ya que hay un puente colgante que atraviesa un río de aguas minerales, ahí podrás experimentar untándote el barro para el beneficio en la piel.

Durante el recorrido verás un pozo de agua natural la cual podrás tomar en un vaso elaborado con la hoja de apichi, una planta nativa la cual crece muy rápido y se puede explotar racionalmente.

Por otro lado, hay un centro ceremonial para realizar algunos rituales prehispánicos, este lugar esta diseñado con elementos del calendario azteca y sirve como un sistema planetario para observación de astros y lugar para descansar durante el recorrido.

Al cuidado de tu piel como los ancestros

Dentro de Nanciyaga hay un lugar conocido como el Cemeli, un espacio acondicionado para la aplicación de mascarillas de barro mineral para desintoxicar, suavizar e hidratar la piel. Además hay un servicio de masajes con aceites naturales e inciensos aromáticos deliciosos.

Si tienes más tiempo, puedes solicitar una experiencia de entrar a un temazcal, un baño de vapor prehispánico a base de piedras calientes, plantas medicinales y sahumado de copal, que sirven para purificar el cuerpo y el alma, como lo hacían los prehispánicos.

En este ritual se pide permiso a los dioses y a los cuatro puntos cardinales para entrar a nuestra madre tierra, por eso el temazcal simboliza ser el vientre de una madre. Anteriormente fue utilizado por nuestros antepasados, guerreros, gobernantes y mujeres embarazadas, fue un instrumento con fines culturales y de salud.

Dentro de los espacios hay un asoleadero para descansar en un camastro o disfrutar meter los pies en un manantial.

Y ya que estamos cerquita de Catemaco, el pueblo famoso por sus curaciones y hechizos, en Nanciyaga podrás tener una experiencia de limpias espirituales con una chaman real de la zona para ayudarte a purificar tu cuerpo y alma, aliviar tus malestares y para alejar las energías negativas ¡Es toda una experiencia!

¿Más días en Nanciyaga?

Si te quedas un fin de semana en Nanciyaga hay mas cosas qué hacer además de disfrutar de la naturaleza, veamos entonces:

Deportes

Prueba navegar en kayacks o lanchas en la reserva.– dentro de la calma del lago de Nanciyaga se puede tomar un paseo adentrándote entre los árboles y el agua, es toda una experiencia para relajar la vista.

Alojamiento en Cabañas

Hay para familias y para dos personas. Al rentar una cabaña te incluyen el baño de lodo mineral, el recorrido guiado y lanchas de remo y kayaks

Las cabañas están construidas sobre una estructura sobre el lago, mejor conocidas como Palapitos.

Cuando te registres se te provee de un quinqué, aquí es la parte mas emocionante, por la noche los sonidos de la naturaleza como grillos y sapos en medio de la selva te darán una de las mejores experiencias de viaje en medio de la selva.

Por la noche, además de ser estrellada, desde tu cabaña podrás alumbrar con una linterna, ahí podrás ver el reflejo de la luz en los ojos de los cocodrilos, como si fueran luciérnagas.

Protección de Fauna

Dentro del lago de Catemaco se lleva a cabo un programa de recuperación de cocodrilos, entérate de sus acciones. También se han liberado decenas de guacamayas rojas con ayuda de otras organizaciones con la finalidad de repoblar la zona y regresar esta especie a su hábitat natural. Nanciyaga también cuenta con un espacio en donde se crían iguanas y distintas aves como tucanes.

Algunos servicios dentro de la Reserva son:

Teatro

De repente hay funciones, podrás ser un espectador ya que hay espacio dedicado para eventos culturales y rituales mágicos como conciertos de música afroantillana, obras de teatro y tradiciones de la región.

Tienda artesanal

Un local de recuerdos y souvenirs, además ahí podrás adquirir barro mineral, jabones naturales, cremas y amuletos de la buena suerte; también venden replicas de piezas prehispánicas elaboradas en el taller de barro.

Restaurante

Prueba la gastronomía típica de los Tuxtlas, cuentan con su propia panadería (hornos de leña); Los pescados son traídos de la laguna de Catemaco como los tegololos, los topotes (charales grandes) y anguilas.

No olvides probar la tradicional carne de chango (que es carne de cerdo ahumada con hierbas de olor y hojas de guayabo, que le dan un aspecto rojizo y se dice que el sabor es parecido a la carne de chango) se cocina con leña verde y aguacate.

Puedes probar otras delicias como: las tortas de malanga (que son de papa), o los totopostes de viento (tostadas con frijoles y queso con rodajas de jitomate y cebolla). También hay comida naturista y vegetariana.

Talleres

Conoce más de la vida prehispánica, te recomendamos tomar los talleres de cerámica y elaboración de tambores.

Como verás, se puede tener una experiencia responsable en medio de la selva y de la naturaleza de Nanciyaga. No olvides complementar este viaje visitando San Andrés Tuxtla, Santiago Tuxtla, La laguna encantada, La Cascada el Salto de Eyipantla, Catemaco, su lago y la Isla de los monos.

Te dejo la pagina web de la reserva  su ubicación: http://www.nanciyaga.com/

Los Tuxtlas en Veracruz ¡te van a encantar!

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.

También te puede interesar...

17 Replies to “Nanciyaga | Donde la selva está de regreso”

  1. Qué maravilla de lugar!!! Ideal para desconectar y nutrirse de la maravillosa naturaleza, pura, sin más… No conocía Nanciyaga, pero ya mismo queda anotada, para visitar en un próximo viaje. Los paseos para ver el calendario azteca, el teatro y demás lugares, tienen que ser impresionantes. Ya sólo con ver las fotos, ya me entran ganas de estar allí. Tomo nota también de tus recomendaciones de visitar la laguna encantada, la cascada del salto y el paseo en barca. Muchísimas gracias!!!

  2. ¡Hola!
    Quiero contarte que ya he visitado este lugar Nanciyaga y me enamoré cuando, la verdad es que llegamos de casualidad una vez y fue increíble, ahí nos dieron un tour y nos contaron que han filmado diferentes películas y telenovelas, pero fuera de eso, en cuanto llegas puedes sentir que es un lugar místico, como si de ahí se pudiera sentir magia, es muy bello, tu reseña me ha gustado porque me ha hecho volver.
    Un abrazo

  3. Hola! Es un sitio precioso, me encanta las fotos, el me parece un proyecto increible, poder hacer actividades en la selva sin destruirla y mas si hay familias que se benefician de ello. Me gustaria poder hacer ese ritual y crear tambores, tiene que ser muy divertido! Besos

  4. Hola!!
    Me has dejado alucinada con Nanciyaga, me ha recordado mucho a cuando estuve en la selva en costa rica. Se ve un lugar encantador, por su naturaleza, en el que seguro que te relajas con la diversidad de tratamientos que nos enseñas, hasta con un chamán y bueno además de la posibilidad de ha er un montón de actividades si te quedas varios días. Tiene que ser una experiencia mágica.
    Besos.

  5. Hola, sin duda hablar de Veracruz es hablar de un lugar lleno de tradición, cultura, paisajes, actividades, magia y una gastronomía sin igual; Como tal no he tenido la oportunidad de viajar y conocerlo en todo su explendor, pero si programaré un viaje muy pronto para conocer a Nanciyaga.

  6. Hola guapa, pues otra vez me hablas de un sitio maravilloso del que desconocía su existencia! que chulo debe ser la visita guiada dentro de la reserva o ponerseuna mascarilla de barro mineral, las cabañas, la artesanía… que chulo todo!

  7. ¡Ohhhh qué pasada!! Es tan diferente al lugar donde vivo que me resulta de película. Tiene que ser toda una aventura visitarlo, me encanta. 🙂

  8. ¿Y todo esto dentro de la selva? Está visto que se lo han montado bien para poder vivir del turismo pero sin estropear el entorno. Aprovechando los recursos y tradiciones y haciendo partícipes a los extraños de todo ello, ¡genial! Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *